montañismo, montaña, rescate, alpinismo, escalada, rappel, iztaccihuatl, gias montaña, orizaba, nevado

 

Alpinismo

Escalada y Rapel

Rescate

Volcanes de México

Los Alpes

Técnica y Ciencia

Enlaces

 


Expediciones a los Alpes
12 Agosto
RESERVACIONES
 


Diplomado Guía alpino
Inicio: 26 Agosto
RESERVACIONES
 


CURSO DE ALPINISMO
Inicio 8 Marzo
INSCRIPCIONES
 


CURSO ESCALA ROCA
Inicio 8 Marzo
INSCRIPCIONES
 

 

 

 

Regresar a Técnica y Ciencia

Historia de la Suela Vibram
Por Franco Grasso
 

En el Valle Bregaglia, durante el septiembre 1935 diecinueve alpinistas intentan la escalada de la Punta Rasica, pero la tormenta, son su frío intenso, asedian de repente las cordadas en la pared.

Los escaladores solo traen zapatos de cáñamo, que se resbalan fácilmente y no permiten subir, ni bajar. Después de muchas horas el clima terrible, con sus potentes rayos no cesa, y seis de ellos mueren por hipotermia. Vitale Bramani es un componente de esas cordadas y por milagro sobrevive a la tragedia. Pensando en la absurdidad de esos fallecimientos, se pone a investigar y se ocurre una idea genial: aplicar a los zapatos una suela de goma, recalcando los diseños de las llantas de coches. He aquí la mítica historia del nacimiento de las suelas “Vibram”, la más famosa en el mundo.

Vitale Bramani, originario de Milán, en Italia, era uno de los guías alpinos más populares en las Dolomitas. A menudo, acompañaba el Rey Alberto I de Belgica en sus escaladas, pero su destino era lo de volverse una de las personan más famosas en el ambiente del alpinismo.

Para darnos una idea de la revolución que representó su invento, tenemos que considerar que en los años Treinta, los alpinistas solían ocupar dos tipos de zapatos de montaña: las botas con clavos, para enfrontar terrenos congelados, y los tenis de cáñamo, para escalar en roca.

Ambos tipos de calzado, presentaban muchas limitaciones e inconvenientes. La tragedia ocurrida en la Punta Rasica suscitó la idea a Bramani que turnara necesario un tipo de zapato hecho por materiales nuevos, que tuviera un adecuado agarre en terreno rocoso seco y mojado, además que en nieve y pedregales.

La imagen de las llantas de los coches se impusieron como solución genial: solo habría que encontrar unas capas de goma idóneas, y fijarla con unas grapas a las suelas de las botas. Para desarrollar su idea, se dirigió con un experto en materia de llantas, Leopoldo Pirelli que, por medio de la homónima empresa, ya en ese entonces producía excelentes neumáticos.

Por medio de la moderna técnica de volcanización, proceso de tratamiento de la goma inventado por el Señor Charles Goodyear, Bramani y Pirelli produjeron los primeros zapatos con suela Vibram.

El resultado del invento no se mostró excelente desde su inicio: cuentan que Bramani, acabando de confeccionar su primer zapato, lo prestó a su esposa para que lo probara en el Passo di Bondo. Lastima que la suela, demasiado suave, hizo resbalar y caer a la esposa.

Sin embargo, dentro de poco tiempo, Bramani logró perfeccionar su suela, tanto que se empezó a ocupar frecuentemente en las paredes más demandantes de los Alpes, inclusive el Pizzo Badile: en el 1937, el mismo Bramani subió por primera vez la cara noreste de esta montaña, junto con el famosísimo alpinista Ettore Castiglioni, ambos, obviamente, ocupando zapatos con suela Vibram.

Unos días después el alpinista depositó el precioso patrón de Vibram, nombre compuesto con sus iniciales. En el 1945 se abrió la primera planta de producción en Albizzate, Italia, y en el 1954 hubo el despegue de la marca, con la conquista del K2 -la montaña más difícil del mundo- por parte de Achille Compagnoni y Lino Lacedelli. No falta mencionar que sus botas fueron confeccionadas con suelas Vibram…

Desde ese entonces las suelas Vibram se encuentran en todo el mundo, rigurosamente debajo no solo de las mejores botas de Alpinismo y tenis de escalada, sino en cada tipo de zapato para deportes al aire libre.

Hoy en día se producen 35 millones de pares de suelas Vibram, que revisten los pies de alpinistas, policías, militares, excursionistas y… ¿Apoco no te fijaste en las suelas de tus zapatos?


Compártelo: 
Facebook  Twitter  Google  Yahoo  Blogger  MySpace
dc
                        Menéame  Blogmarks  Technorati  WordPress  Delicious

Regresar a Técnica y Ciencia

La montaña con profesionalidad, estilo y extrema seguridad

 

ItalianTREK® "La Montaña Para Todos" para todos - Todos los derechos reservados 2009